pimientos, padron, recetas, cocina, gallega
pimientos, padron, recetas, cocina, gallega
Loading

La Empanada Gallega - El pimiento de Padron y los pimientos gallegos.

De  todos es conocido a este sabroso pimiento gallego que aunque de pequeño tamaño gastronómicamente es algo grande, pues como dice el refrán: el pimiento de Padrón pequeño pero matón. Su zona de producción, las tierras de Santiago de Compostela, ya nos habla de algo históricamente grande: Padrón,  Herbón,  el Camino de Santiago y el Apóstol. Por si solo ó como acompañante de otros platos, es capaz de ser protagonista desde las mas sencillas mesas hasta los banquetes de más alta alcurnia, pues es costumbre en la comarca el obsequiar con los primeros pimientos de la cosecha estival a sus Majestades los Reyes de España. Nuestro verde y pequeño amigo combina a las mil maravillas con los fritos de sartén, sobre todo los pescados, pues lo típico es degustarlo en compañía de unas parrochas fritas, sardinas asadas, carnes ó de una tortilla española de patatas. También lo podemos encontrar como complemento de alguna receta de empanada gallega, sea de carne, pescado ó mariscos. En Galicia existe otra variedad de pimientos muy similares al de Padrón, que es el pimiento do Couto, algo más grandes y alargados, cuya zona de producción es la de Ferrolterra y que también son exquisitos y no pican. Actualmente y desde hace unos años el pimiento de Padrón ha pasado a denominarse Pimiento de Herbón y estas dos clases de pimientos cuentan actualmente con la denominación IGP de Indicación Geográfica Protegida. El pimiento de Padrón tiene sus orígenes en el siglo XVII, cuando los monjes del monasterio de Herbón (Padrón, A Coruña) trajeron sus semillas de México. Asi mismo, el pimiento do Couto tiene también unos orígenes clérigos desde el siglo XVII y que debemos a los monjes del monasterio de San Martiño de Xuvía de la parroquia de O Couto, perteneciente al ayuntamiento de Narón (Ferrol, A Coruña). Por tierras orensanas podemos encontrara el exquisito pimiento de Arnoya, de tamaño mediano, no picantes y de un sabor y carne muy suaves. Los pimientos de Arnoya sirven lo mismo para cocinar fritos como troceados y acompañantes de guisos. Sin embargo los pimientos de Padrón y de O Couto suelen tomarse siempre fritos, enteros y el cocinarlos es sencillísimo, pues tan solo tenemos que freirlos unos 5-10 minutos en una sartén con aceite abundante enteros tal como están con rabo y todo, para luego, una vez ya fritos y al ir a servirlos, espolvorearlos con un poco de sal. Pero ojo!, si los freis con rabo cuidar de tapar la sartén porque alguno puede explotar al freirse y salpicarnos. Por ese motivo hay quien les quita el rabo para freirlos y les da un pequeño corte en su base para que no exploten al freir, pero opino que así tienden a empaparse interiormente de aceite. Una de las gracias de nuestro amigo el Pimiento de Padron es que hasta que no lo tenemos en la boca nos deja la incógnita de respuesta a su otro conocido refrán que dice "los pimientos de Padrón unos pican e outros nón". Muy buen provecho para todos, que os salga ricos ricos. Fernando. La Empanada Gallega : recetas de empanadas y de cocina gallegas .

 

Recetas de empanadas y cocina gallega relacionadas:

PÁGINA ARRIBA
Buscador
Solidaridad
PÁGINA ARRIBA